Sunday, November 27, 2005

ASUNTOS RELACIONADOS CON LA MIGRAÑA


COEXISTENCIA DE LA MIGRAÑA Y EL DOLOR DE CABEZA
DE TIPO TENSIONAL
Algunos pacientes describen su condición como la de un dolor de cabeza tensional diario y crónico, así como un persistente y severo dolor como de migraña.
Esta combinación de dolores de cabeza de migraña y tensión, anteriormente conocido como síndrome de dolor de cabeza mixto, es hoy en día identificado como una coexistencia de migraña y dolor de cabeza tensional. También se le conoce como migraña transformada, migraña crónica y dolor de cabeza diario. Estos pacientes tienen una susceptibilidad mayor para habituarse a los analgésicos o ergots así como a los triptanes.
Muchos pacientes que sufren de este síndrome, tienen una historia previa de migrañas periódicas sufridas por mucho tiempo, mayormente desde la adolescencia. El dolor de cabeza diario y de forma más suave comenzará más tarde. Algunos pacientes, con este síndrome de coexistencia de migraña y dolor de cabeza de tipo tensional, describirán una historia de dolores de cabeza diarios, con uno que otro síntoma más severo u asociado a nausea o vómito, similar a la migraña. Es muy difícil el poder diferenciar entre los dos tipos de dolores. Finalmente otros pacientes describen una larga historia de dolores de cabeza de tipo migraña, los cuales disminuyen gradualmente, pero ocurren diariamente. Una manera simple de poder identificar este tipo de dolor de cabeza coexistente de migraña y dolores de cabeza tensional es el preguntarse a sí mismo: "¿Cuántos tipos de dolor de cabeza estoy sintiendo?"
El tipo de dolor de cabeza puede ser puesto en evidencia a través de sus síntomas típicos. El tipo de dolor fuerte o "severo" podría ser unilateral y asociado con nausea, vómitos y sensibilidad a la luz y al sonido, síntomas característicos de la migraña. El dolor tensional diario, por otro lado, podrá ser bilateral, entre suave y severo, como con un efecto de banda elástico alrededor de la cabeza, similar a los dolores de cabeza tensionales. Sin embargo, en muchos pacientes, los síntomas son ambiguos. Muchos de estos pacientes han sido mal diagnosticados y tratados inapropiadamente.
Dada la naturaleza crónica de estos dolores de cabeza, los pacientes sufren de una creciente tendencia a habituarse a los analgésicos, con o sin prescripción médica, así como a las benzodiacepinas. Otros pacientes utilizan grandes cantidades de analgésicos que contienen cafeína. Si dejan de tomar estas medicinas experimentarán dolores de cabeza relacionados al retiro del medicamento. El abuso de los medicamentos con ergotamina y el uso excesivo de los medicamentos del tipo de los triptanes ocurre muy a menudo en pacientes con este síndrome de migraña y dolor de cabeza tensional coexistente. Algunos pacientes consumirán excesivas cantidades de medicamentos con ergotamina, o los tomarán diariamente, sin espaciar el medicamento. Los preparados con ergotamina deben tomarse cada cuatro días, no diariamente, esto es absolutamente necesario para la terapia del paciente. Cuando se deja de tomar la ergotamina el paciente experimentará dolores de cabeza de rebote. Los medicamentos con triptanos utilizados en exceso de tres días a la semana, a pesar de los períodos de descanso, pueden predisponer al paciente a que desarrolle este síndrome. El paciente deberá recuperarse de su adicción antes de ser incorporado a un tratamiento profiláctico.


LA ALERGIA Y EL DOLOR DE CABEZA
La relación entre las alergias y el dolor de cabeza sigue siendo un tema discutido. Muchos pacientes que padecen de migraña atribuyen sus dolores de cabeza a ciertos alimentos como una reacción alérgica. Esto no siempre es cierto. La mayor parte de alimentos que producen migraña contienen aminoácidos vaso-activos o neuro-activos como la tiramina, dopamina, feniletilamina, o glutamato de monosodio. Aunque la función de estos aminoácidos no es producir proteínas, estos mismos están formados por otros aminoácidos que si producen proteínas.
La naturaleza del sistema inmunológico defiende al organismo de alergias provenientes de aminoácidos, y no de alergias provenientes de proteínas. Esto significa que una persona puede ser alérgica a las proteínas que se encuentran en el huevo, mas no a los aminoácidos que se encuentran en el mismo, los cuales producen proteínas.
Lo mismo puede ocurrir con personas que atribuyen sus dolores de cabeza a ciertos olores. El sistema sensorial de estos pacientes es sensible a algunos olores y/o condiciones de luz. En el momento de respirar una alergia en el aire, los tejidos nasales o respiratorios reaccionan ante la presencia de glóbulos blancos o leucocitos. Esto ocasiona la liberación de químicos que producen congestión respiratoria, secreción nasal, y estornudo, y puede relacionarse comúnmente con la rinitis alérgica (alergias respiratorias) o fiebre del heno.
Los estudios que se han llevado a cabo sobre pacientes que padecen de migrañas y alergias respiratorias no han podido demostrar alguna relación entre la alergia y el dolor de cabeza.
Sin embargo, existen muchas personas cuyos dolores de cabeza son causados o afectados por alergias respiratorias. Estos dolores de cabeza empiezan por lo general en los conductos o senos nasales, y pueden ser fácilmente tratados y diagnosticados a través de exámenes médicos.
Los efectos de las alergias en los pacientes que padecen de dolor de cabeza o migraña están relacionados con la contracción de los músculos de la cara y el cuero cabelludo, incremento de dolor, y otros cambios fisiológicos que provocan dolores de cabeza.
En la década pasada, el estudio de la ecología clínica (estudio de alergias en el medio ambiente) ha evolucionado dramáticamente. Sin embargo, sus estudios y resultados no han sido ampliamente verificados por la mayoría de doctores


0 Comments:

Post a Comment

<< Home